Cada 8 horas muere una mujer por cáncer de mamas en nuestro país, ocupando así el primer lugar entre las causas de muerte de las mujeres chilenas. Su detección precoz es la principal arma con la que contamos para disminuir la mortalidad, y para ello la mejor herramienta es la mamografía.

Nuestra comuna cuenta, desde mediados de 2019, con un moderno mamógrafo, el que a la fecha ha realizado 3.120 exámenes. Este equipo, ubicado en el Centro Comunitario de Rehabilitación Renacer, en el área Centro de Especialidades, opera a través de telemedicina, es decir, toma las imágenes que son enviadas virtualmente a los médicos que generan el resultado, demorando este alrededor de 72 horas.

Macarena Donoso, encargada del Programa Imágenes y Diagnósticos señaló que este equipo tiene por objetivo mejorar la cobertura del cáncer de mamas para detectar precozmente cambios celulares en ellas.  “Para nosotros es muy importante que las mujeres de nuestra red conozcan que contamos con este moderno mamógrafo, y que pueden realizar sus exámenes en las fechas que sus médicos y matronas les sugieren. Este examen es gratuito y está dirigido a aquellas mujeres que tengan entre 50 y 69 años, inscritas en Fonasa”, destacó

El equipo mamográfico es operado por Valeria Cabello, tecnóloga médica con estudios en imagenología y física médica. La profesional detalló las bondades del equipo, que cuenta con imágenes digitales en directo. “Es un procedimiento mucho más rápido porque puedo verificar de inmediato que las imágenes están bien tomadas, y es menos doloroso, porque tiene un sistema de comprensión gradual, gracias a un sensor la máquina baja la velocidad e intensidad y comprime lentamente”, afirmó 

El cáncer de mama se produce por la multiplicación y crecimiento exagerado y descontrolado de células malignas en la mama. Estas células cancerígenas son capaces de invadir tejidos vecinos y distantes, provocando una alteración en el funcionamiento del organismo y posteriormente la muerte. Cabello aconseja que las mujeres realicen, una vez al mes, un examen de auto palpación para detectar posibles anomalías. “Lo más importante es auto palparse, que conozcan su tejido mamario y puedan identificar algo nuevo o distinto en sus mamas”. Además, comentó que es fundamental que las mujeres revisen sus mamas, el color, si existe hundimiento del pezón, sangramiento o secreción, y revisar la zona de las axilas, para detectar nódulos o ganglios inflamados.

Algunos factores de riesgos, personales y ambientales, que aumentan la posibilidad de presentar un cáncer de mamas son: la obesidad en la menopausia, dietas ricas en grasas, consumo de tabaco y alcohol. Por otro lado, si bien existe un factor genético, este representa el 25 % de los casos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *