La pandemia del COVID-19 ha puesto a prueba nuestra estabilidad emocional y las habilidades de adaptación. Las personas sienten miedo y amenaza padeciendo depresión, angustia y crisis de pánico.

Inelia Silva Milla, encargada del programa de Salud Mental Integral de CESFAM Centro, cuyas dependencias se encuentran en el Centro de Atención Polivalente (CAP), comenta que han aumentado los controles en los pacientes con horarios extendidos para así poder realizar acciones con la comunidad,  charlas virtuales en colegios,  talleres, intervenciones en parejas y satisfacer la demanda de solicitudes médicas de la red de establecimientos  educacionales, instituciones de infancia, atención a víctimas, entre otros.

Los usuarios y usuarias pueden acceder a este programa de Salud Mental Integral para recibir atención de un equipo de profesionales, quienes orientan, realizan seguimiento, derivaciones y acogida a los pacientes, priorizando según la gravedad y activando las redes locales para abordar los temas más complejos.

La profesional indica que es importante la participación de todos los integrantes de los centros de salud, ya que cada contacto con una persona o su familia representa una oportunidad para la prevención, detección y eventual tratamiento o derivación, entregando una atención integral y continua, centrada en las personas. “La salud mental es clave para sobrevivir a esta pandemia y todo lo que conlleva a corto, mediano y largo plazo”, afirma.

Las personas llegan con trastornos del ánimo, cuadros depresivos, ansiosos, en su mayoría a causa de la pandemia, también crisis de pánico y de angustia por la incertidumbre que se vive. En los niños es recurrente el déficit atencional, trastornos conductuales y emocionales, porque los menores crecen a veces muy solos y con carencias afectivas. “Hemos notado a su vez un incremento en el consumo de alcohol, que siempre es minimizado. A través de un instrumento podemos medir la dependencia al alcohol y nos hemos percatado del consumo en exceso”, destacó.

Durante la pandemia los equipos de profesionales de salud mental de CESFAM Centro y Oriente han mantenido las prestaciones de manera presencial y telemática, realizando ingresos y controles. Gracias a este apoyo muchas personas han superado y mejorado sus diagnósticos, sintiéndose acompañadas y escuchadas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *