Un aumento en los casos de Virus Respiratorio Sincicial (VRS) se ha registrado en las últimas semanas, cuadruplicándose las cifras si comparamos al año 2020. Es por ello que los equipos del programa de salas IRA (Infecciones Respiratorias Agudas) de los centros de salud, están atentos ante el incremento de pacientes.

Algunas de las causas de este aumento son el desconfinamiento, la reapertura de los jardines infantiles y colegios, la movilidad y cercanía de las personas.  Así lo informó José Martínez, kinesiólogo encargado del programa de sala IRA de CESFAM Oriente, “en los recintos educacionales se produce una infección cruzada, contacto directo con estornudos y secreciones que se transmiten a través de los juguetes que comparten los niños. Hay que recordar que el Virus Respiratorio Sincicial puede vivir hasta 8 horas, dependiendo de la materialidad de los objetos “, indicó.

También nos señala que el año 2020 hubo una baja del 80 por ciento en las atenciones por virus sincicial y otras patologías respiratorias. Sin embargo, desde agosto a la fecha se ha visto un aumento y alza sostenida de casos de sincicial y de hospitalización en los niños, especialmente de lactantes. “El grupo de riesgo son los lactantes menores de seis meses y niños con patologías de base, asmáticos, alérgicos, inmunodeprimidos o con displasia broncopulmonar y prematuros. El virus produce una inflamación importante en los bronquios, desde el punto de vista anatómico el bronquio de este grupo es muy pequeño, por lo que se obstruye y queda altamente expuesto a dificultades respiratorias”, aclaró.

José Martínez aclara que el virus sincicial no suele presentar fiebres altas, por lo que hay que estar alerta a otros síntomas, como problemas para respirar, hundimiento de costillas, aleteo nasal, decaimiento y desinterés por la comida.

El tratamiento consiste en manejo de Kinesioterapia, corticoides, inhaladores, control de temperatura, manejo de la fiebre con antipiréticos, paracetamol, broncodilatadores. Si el estado de salud se agrava, o el paciente es de alto riesgo por temas sociales y de desplazamiento, es derivado para su hospitalización.

Medidas Preventivas

Si bien el virus sincicial aún no tiene una vacuna, el profesional hace un llamado para que los padres vacunen a sus hijos contra la Influenza y el Covid -19. Además, no exponer a los menores a cambios bruscos de temperatura, manejar la humedad al interior de las casas, evitar la contaminación intradomiciliaria por calefacción o tabaco, y ventilar las habitaciones a primera hora de la mañana. “Es clave que los padres reconozcan los signos y síntomas, deben estar pendientes de si la tos de sus hijos aumenta en intensidad y frecuencia, de los ruidos bronquiales nocturnos, de la pérdida del apetito, para así dirigirse oportunamente a los centros asistenciales, donde se pueda diagnosticar y tratar el estado de salud de los menores”, señaló.

José Martínez, kinesiólogo encargado del programa de sala IRA de CESFAM Oriente

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *