El año 2015 Eder Bazile llegó a Chile desde San Marcos, ciudad ubicada al norte de Puerto Príncipe en Haití. En su país fue monitor de artes plásticas, eléctrico, bombero y artista de serigrafia artesanal. Se trasladó a San Fernando donde trabajó en diversas áreas, asumiendo el año 2017 el cargo de Facilitador Intercultural de la Corporación Municipal de San Fernando. Hoy su aporte es clave en la traducción, acogida y orientación a la población inmigrante de nuestra comuna.

Eder indica que la principal barrera es el lenguaje, “es muy importante que los usuarios haitianos entiendan bien sus diagnósticos y tratamientos. La salud no es a medias, el paciente debe tener claridad de qué medicamentos tomar, la cantidad y periodicidad. Los médicos y el personal de salud cuentan con la tranquilidad de que el usuario se va de la consulta sin ninguna duda”, señaló Bazile.

En medio de la pandemia el facilitador intercultural ha sido clave para trasmitir a los ciudadanos extranjeros las medidas de prevención y autocuidado, los procesos de vacunación, el cumplimiento de las restricciones y aforos. Su rol es ser un mediador entre el sistema de salud público, los equipos de atención y las personas extranjeras que acuden a los centros de salud con sus familias.

El profesional presta asesoría y apoyo a todos los establecimientos de salud de la Corporación Municipal de San Fernando, orienta a la población inmigrante y transmite a los funcionarios de salud las necesidades de esta comunidad. “Cuando uno es extranjero valora mucho la comunicación y contacto con las personas de su nacionalidad, alguien que los oriente, los acoja y los haga sentir seguros”, indicó.

Bazile señala que todo el camino recorrido tiene una importante cuota de sacrificio. Se tituló como Técnico en Administración y Gestión de Salud (TANS) y actualmente cursa la carrera de Trabajo Social. En estos seis años de facilitador se ha transformado en un referente para la comunidad haitiana de San Fernando. En Facebook realiza todas las semanas entrevistas en vivo sobre temas de salud, con su respectiva traducción del español al creolé. “Me gusta ayudar a la gente y ser un aporte. Estoy tranquilo en Chile, estudio, trabajo y mi hija es una chilena más. Mi única ambición es tener tranquilidad y paz”, afirma.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *