Este sábado 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación. El lema de este año, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), es “alimentos seguros ahora para un futuro sustentable”, lo que quiere decir que los alimentos que elijas y su forma de consumo afectan a nuestra salud y a la de nuestro planeta, repercutiendo en la manera de funcionar de los sistemas agroalimentarios. El objetivo es construir a un futuro con suficientes alimentos nutritivos, inocuos y asequibles para todos.

Verónica Valenzuela, nutricionista de CESFAM Centro comenta que en los últimos años la comida rápida ha desplazado a la preparada en los hogares, sustituyendo ingredientes importantes como las frutas y verduras, por harina, azúcar, grasas y sal. “Podemos utilizar los productos de temporada, considerando que tenemos el valor agregado de vivir en una zona productora de hortalizas, frutas y verduras. Aprovechemos también las ferias libres para evitar los alimentos procesados, los que además de dañar nuestra salud, contaminan con sus envoltorios afectando a nuestro medio ambiente”.

La profesional indica que para llevar una alimentación sana, lo primero es apostar por las comidas caseras y ayudar así a los productores locales a seguir generando vegetales, frutas y verduras, las que son ricas en vitaminas y minerales. También elegir para las colaciones de los niños frutas frescas y completar nuestros hábitos diarios con rutina de ejercicios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *